Mes de Corrientes

fundacion-de-corrientes-Corrientes y la Cruz. Es bueno que los correntinos podamos celebrar el Mes de Corrientes como oportunidad para la reflexión y la oración. Este importante mes empieza con la fecha de la fundación de nuestra ciudad, el 3 de abril; y culmina con la fiesta de la Cruz de los Milagros, el 3 de mayo. Este año nuestra ciudad cumple cuatrocientos veinticinco años, ya que fue fundada en 1588.

Oportunidad para la reflexión. A nuestra ciudad, a la sociedad, la construimos entre todos. Eso es la política, cuando los ciudadanos participan en la construcción de la ciudad, de la sociedad. Por eso con toda razón se dice que “el hombre es político por naturaleza”, porque está llamado a unirse a los demás en los esfuerzos por construir la sociedad. Nadie vive solo ni es una isla; por eso el aislarse, el cortarse solo, como si los demás no existieran, es una forma de egoísmo; ése no debería reclamar nada de los demás. Todos somos políticos, y no sólo “los políticos”. Todo ciudadano es político; y lo es porque tiene responsabilidades para con la sociedad, responsabilidades que van mucho más allá del pago de los impuestos.

No se debe esperar todo de la clase política, de los gobernantes. El ciudadano se expresa en el voto, pero la vida ciudadana es mucho más que ir a votar o que ir a pagar los impuestos. Participar, ¡esa es la consigna! Participar con ideas, con proyectos, en un partido político, en una organización intermedia, etc.

Los obispos de la Argentina nos hablaron de (De allí ) la necesidad urgente que todos los argentinos, y especialmente los cristianos, descubramos mejor nuestra vocación por el bien común, y así nos convirtamos “de habitantes en ciudadanos”, corresponsables de la vida social y política, a lo que nos ayuda el conocimiento y la aplicación de la Doctrina Social de la IglesiaCompromiso ciudadano

Tenemos que reflexionar entonces que no es suficiente con ser habitante de un lugar, que es necesario convertirnos en ciudadanos, por la participación en la construcción de la sociedad. En esto podemos hacer, y mucho; porque son incontables las personas que siguen pensando que la política es algo malo, y que es aconsejable alejarse de todo lo que huela a política. Ese pensamiento es un prejuicio que lleva a pecados de omisión.

fundacion-de-corrientesOportunidad para la oración. Los cristianos buscamos las cosas de arriba sin olvidar las de abajo. “No son del mundo pero están en el mundo”, decía Jesús. Por tanto, no debemos desentendernos de la construcción de la sociedad; y eso incluye -necesariamente- la política.

Confiamos en la gracia de Dios, en la asistencia del Espíritu en medio de nuestros trabajos. “A Dios rogando y con el mazo dando”, dice el refrán español. Trabajamos con todas las energías y las fuerzas, y a su vez confiamos en la divina providencia. San Agustín decía algo así: Actuar como si todo dependiera de mí; y a su vez rezando como si todo dependiera de Dios.

La Doctrina Social de la Iglesia es nuestra guía. Por eso no debería faltar en nuestra biblioteca y lectura el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia del Pontificio Consejo Justicia y Paz.

¡Que el Mes de Corrientes sea algo más que una serie de actos culturales, que son buenos, pero no son suficientes! Como ciudadanos debe ser una ayuda para la reflexión; y como cristiano, además, para la oración.